Entrevista a Mackenzie Pearson para fofisanos.com

Mackenzie Pearson. En fofisanos.com entrevistamos a la creadora del fenómeno “fofisano”

Desde fofisanos.com hemos querido hacerle una entrevista a Mackenzie Pearson, la escritora que ha puesto de moda el termino Dad Bod, fofisano en España. Ella accedió encantada y aquí está nuestra conversación. ¡Muchas gracias Mackenzie!


Mackenzie Pearson

Fofisanos.com – Bueno, ¿qué tal las cosas por allá? ¿Ha puesto el fenómeno Fofisano tu mundo del revés, o van volviendo las cosas a lo normal?

Mackenzie – Aún sigue dando todo un poco de vueltas. Sigo con mi rutina, pero a veces alguien me reconoce por la calle y es una sensación rara, u oigo a gente hablar de de mi pero sin saber que soy yo y no puedo evitar reírme. Me han surgido oportunidades muy buenas, pero trato de continuar con mi día de la forma más normal que puedo; las entrevistas y demás contacto con los medios ha requerido de algún reajuste, pero en general creo que he vuelto bastante bien a la rutina.


F – ¿Cómo te sientes siendo la mujer del momento, con una audiencia mundial a la expectativa de lo que tengas que decir?

 

M – Creo que es una oportunidad fantástica. Siempre me ha gustado escribir, pero es una cosa que he hecho para mi. Después de conectar con algunas de las personas que habían leído lo poco que había publicado, me siento muy unida a mis lectores. Es una sensación extraña, y nunca esperaba que pasara. Es una oportunidad entre un millón, ¡y me siento increíble de ser la afortunada! Espero que las cosas que escribo tengan un impacto positivo y la gente se pueda seguir viendo reflejada. Me encanta escribir, y el hecho de que a la guente le guste mi trabajo es el mejor cumplido.

F – Escribiste sobre el “cuerpo Fofisano” e inmediatamente Internet se hizo eco, y tu artículo cuenta con más de medio millón de Me gusta en Facebook, tan sólo unas semanas después de publicarlo. ¿De dónde viene esto? ¿Qué crees que está llegando a tanta gente?

 

M – Creo que el artículo resuena con tanta gente porque es cercano. Es divertido y ligero. Está escrito en clave de humor, pero a la vez dice verdades. Creo que a la gente le gusta que la sociedad esté dando la bienvenida a esta nueva tendencia de la normalidad. No mucha gente va a cruzarse con modelos masculinos en su día a día, así que referirse a los chicos que sí están en nuestras vidas, con los que salimos, como tíos buenos, como sexy,  es lo que la gente está valorando en el artículo. El artículo habla de tener un visión positiva del cuerpo masculino, y eso es un tema sobre el que apenas se trata.

F – Hay gente que ha tachado tu artículo de sexista. ¿Ves justa esa crítica?

 

M – Nop.

F – En tu último artículo escribes un contrapunto al Dad Bod, o Fofisano: El Mom Bod, sin embargo el artículo habla más de aceptarse y quererse a uno mismo, más que de “y cuando nos estéis mirando en nuestros bikinis, nosotras os estaremos mirando igual” del artículo original. La idea de encontrar sexy el Mom Bod no es nueva, y ya en American Pie bautizaron el término (MILF / MQMF), sin embargo tu nuevo artículo parece cambiar el tono respecto al anterior: ¿Es cuestión de querer el cuerpo que uno tiene, o sencillamente los Fofisanos están BUENOS, y que le den a los mazados?

 

M – Intenté escribir el artículo sobre el Mom Bod con el mismo tono que el del Dad Bod, sin embargo al final decidí no hacerlo, me salía forzado. Me considero una escritora versátil: El artículo sobre el Dad Bod era algo ligero y divertido, pero el del Mom Bod me pedía algo con mayor profundidad. Quería que le llegara de una forma diferente a los lectores. Escribí lo que querría leer acerca del cuerpo de una mujer, un artículo más pensativo. Al final, ambos artículos tienen un fondo común: Gústate, quiere a tu cuerpo. Esa es la idea detrás de ambos, pero vista desde un prisma diferente.

F – ¿Has salido con fofisanos y con tíos mazados? ¿Alguna sugerencia para mazados que estén considerando la opción de relajarse un poco, disfrutar más de la vida y disfrutar del cuerpo fofisano que la vida les regalará?

 

M – Tampoco he salido con tantos… En el instituto me gustaba un chico que estaba súper en forma, en la universidad he estado con un chico más fofisano… Al final lo que importa es la persona que hay dentro. Realmente, mientras sean sanos, activos, equilibrados y no traten a su cuerpo como un trapo, a mi me vale. Las ventajas del fofisano van a depender de mujer a mujer. Resulta incómodo disfrutar de un plato de pasta, o de una hamburguesa, cuando estás comiendo con un tío súper mazado. Cada vez que salgo en una primera cita con un chico así me siento como si debiera pedir una ensalada y tomarnos un batido de proteína a media de postre, cuando realmente lo que quiero es pasta y helado. No es una excusa para que ninguno de la pareja deje de cuidarse, pero no es razonable esperar que esconda el cuerpo de de una modelo de lencería debajo de mi camiseta y pantalones cortos, y de igual manera tampoco es de esperar que el chico sea David Beckham. La mayor parte de las chicas quieren alguien con quien conecten, alguien que pueda ser un amigo y no un entrenador.

F – Tíos ultra mazados, mega definidos, tableta permanente… ¿Sobrecompensando?

 

M – Depende del chico. Veo el ejercicio como una forma muy saludable de darle salida a los problemas que van surgiendo en la vida, además libera endorfinas, así que puede que algunos de esos tíos sencillamente sean adictos a las endorfinas y/o adrenalina. Sé que cuesta mucho tiempo y energía llegar a esos niveles, pero al final es simplemente una elección. Me gusta más el chocolate que la vainilla, y unas chicas prefieren mazados y otros fofisanos. Sencillamente, una preferencia.

F – Somos de la opinión (somos www.fofisanos.com al fin y al cabo) que algunos de estos tíos que no salen del gimnasio están intentando que sus músculos hagan lo que ellos no se atreven: Ir y hablar con la chica. Qué opinas?

 

M – Al final puedes ser el tío más mazado del mundo, o el tío más gordo del mundo, pero es la confianza lo que va a hacer que funcione o no. Puedes ser la cara de una agencia de modelos, pero si no tienes confianza va a ser complicado que una chica se siente atraída a ti por mucho tiempo. Nuestros cuerpos cambian, envejecen, se estropean… pero quien tú eres, eso se queda igual.

F – Últimamente ha habido un movimiento, al menos por aquí en Europa, en favor de “la belleza real”, en contraposición a las modelos photoshopeadas en las revistas. ¿Crees que el DadBod entra en esta categoria? ¿Deberíamos estar atentos a la próxima oleada de anuncios de calzoncillos, con Leonardo DiCaprio luciendo palmito, 0% photoshop pero 100% orgullo fofisano?

 

M – Creo que sí, todos estos movimientos enfocados a una visión positiva de nuestro cuerpo pueden entrar dentro de una misma categoría. Creo que aún pasará un tiempo antes de que veamos anuncios de fofisanos en calzoncillos, pero creo que si este movimiento muestra algo, creo que es que culpamos a la sociedad por muchas cosas, cuando en realidad somos nosotros los que formamos la sociedad. Le damos forma, la definimos. Está en nuestras manos el redefinir y ampliar los cánones.

F – Después de semejante éxito con el fofisanismo, ¿crees que estás marcando una nueva tendencia? Ya no se llevan: Músculos y camisetas de tirantes. Se llevan: Fofisanos. ¿Qué hay acerca de las barbas y los pantalones pitillo? ¿También fuera? ¿Vamos los fofisanos a conquistar el mundo?

 

M – De verdad que ESPERO que los pitillo y las barbas se pasen pronto! Yo creo que el fofisano ya era una tendencia, pero le faltaba una definición clara.

F – Hemos mencionado a DiCaprio, el fofisano por excelencia. ¿Sabes si le han llegado noticias de ello, tienes alguna idea de qué opina al respecto?

 

M – Le mandé un tweet, pero no he recibido repuesta. Me cuesta imaginarme lo que pensará, quiero pensar que se reirá y se encogerá de hombros cuando vea mi nombre o mi artículo de la mano de su foto. Me hace mucha gracia, porque no era precisamente en DiCaprio en quien me estaba fijando al escribir el artículo.

F – ¿Alguna idea para tus próximos artículos? ¿Ha cambiado tu forma de escribir, ahora que tienes un público tan grande?

 

M – He intentado mantener mi escritura tan auténtica como he podido. Creo que ahí es donde muchos escritores se desvían, empiezan a escribir pensando en su público objetivo en lugar de acordarse de que tienen un público por cómo escribían originalmente. Me encantaría escribir un libro, y confío en que vaya surgiendo alguna oportunidad (editoriales en España, no dudéis en contactar conmigo!), pero hasta entonces seguiré haciendo lo que me gusta: Seguiré escribiendo y continuando con mis estudios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *